¿Por qué no es conveniente divulgar antes de patentar?

Cuando un emprendedor logra generar algo realmente innovador, no puede evitar querer divulgarlo a través de los diferentes medios disponibles, como redes sociales, blogs, vlogs, podcasts, entre otros. En términos mercadológicos, esto parece una muy buena idea. Sin embargo, si nos preguntamos sobre las implicaciones legales de la divulgación, se puede llegar a la conclusión de que ciertamente no es tan conveniente.

Para empezar, debemos entender el significado de innovación. Uno de los requisitos para poder patentar algo es la novedad. Se entiende por novedad a una invención que no se encuentra en el estado de la técnica, es decir, que no es conocida en ninguna parte del mundo con anterioridad.

La patente otorga a su titular la monopolización de la innovación en el territorio local patentado, es decir, la exclusividad sobre la fabricación, uso, comercialización e importación.

Este requisito de la novedad debe ser a nivel mundial, independientemente que las patentes y su protección sean locales. ¿Qué sucede, entonces, cuando se difunde previamente la innovación antes de la presentación de la solicitud de la patente?

Por divulgación previa, se entiende que es la cualquier anuncio de dicha innovación a través de cualquier medio de comunicación. La divulgación previa del invento hará caer el requisito de la novedad, perdiéndose la posibilidad de obtener una patente. Una vez perdida la novedad, la innovación no puede ser patentada en ningún país del mundo.

En la mayoría de los países existe una excepción de divulgación previa, si se solicita la patente dentro de un año contado a partir de la divulgación. Sin embargo, si no se cuenta con los recursos necesarios para presentar la patente en los países que se pretende comercializar, no se recomienda divulgarlo.

La necesidad de comunicar los pormenores de nuestras vidas nos hace vulnerables a este tipo de desaciertos, ya que pueden afectar gravemente a nuestros proyectos. Se recomienda que antes de divulgar el invento se elabore una estrategia en conjunto con expertos, para que el proyecto pueda promocionarse sin descuidar la parte legal.

Deja un comentario